martes, 3 de febrero de 2009

DESHIDRATACIÓN

En condiciones normales una persona necesita alrededor de 3 litros diarios de agua para mantener su equilibrio. 1,5 litros en forma de liquidos y 1,5 concentrada en los alimentos.

En caso de esfuerzo físico importante las necesidades de una hidratación aumentan, pudiendo perderse durante el esfuerzo físico. El agua ingerida despues de pasar por el estomago va al intestino, del intestino a los vasos sanguineos, de los vasos sanguíneos a las glandulas sudoríparas y a la piel donde se evapora.

Esto produce un efecto refrigerante en el organismo; a una mayor perdida de agua vamos a producir una deshidratación; la cual es entendida como la perdida de agua en primer lugar de la sangre y después de todo el cuerpo, lo que origina una concentración anormal de los liquidos corporales.

La sangre se espesa disminuyendo el transporte de oxígeno hacia los órganos, elevando su temperatura y provocando un menor rendimiento, mayor cansancio; una disminución en la concentración y coordinación.

La perdida de líquido se mide con el peso que se pierde al hacer ejercicio:

Entre el 1 y 5% del peso
Mareo,fatiga,aumento d ela temperatura,enrojecimiento de la piel,calambres.

Entre el 6 y 10% del peso
Sed,dolor de cabeza,falta de aliento, hormigueo en piernas y brazos.

Entre el 11 y 20% del peso
Sordera,lengua hinchada, visión oscura, pérdida de la conocimiento.

Recomendable:

Antes del ejercicio por lo menos 500 ml.
Durante el jercicio de 120 a 240 ml.
Despues del ejercicio 600ml.

Equivalente a vasos por dia: 2,4 a 2,8 litros (10 a 12) vasos

Consejos

Beber con intervalos regulares

Tomar líquidos antes,durante y despues del ejercicio

Si aparece la sed es porque la perdida de líquida ya es importante y el proceso de deshidratación puede haber comenzado.

Para una correcta rehidratación se recomienda beber un litro por cada kilo de peso perdido

No hay comentarios: